¿Cómo Escoger la Caminadora Indicada?

Cómo escoger la caminadora indicada

¿Cómo Escoger la Caminadora Indicada?

 

La banda caminadora trotadora es una excelente opción para iniciar nuestra rutina de ejercicios en casa o para dotar nuestro gimnasio, así que decidimos adquirir una. Al ir a la tienda o al consultar en línea nos encontramos frente una gran  variedad de marcas y de precios. Lo primero que puede llamar nuestra atención es un diseño atractivo y un tamaño discreto, pero existen otros criterios relevantes a la hora de elegir el modelo más adecuado para nosotros. Debemos tener claridad sobre el uso que vamos a darle para garantizar sacar el máximo provecho a nuestra banda caminadora.

Revisemos algunos elementos que pueden guiarnos sobre cómo escoger la caminadora indicada.

Cómo escoger la caminadora indicada

Caminadora o Trotadora

Una banda caminadora se compone de una cinta que gira en torno a una plataforma y que, dependiendo de la velocidad de rotación de la cinta, permite caminar o correr. La velocidad puede ser controlada a través de una consola electrónica, que permite además programar la duración de la rutina y el ángulo de inclinación de la plataforma. Por lo tanto, la banda permitirá caminar o trotar, dependiendo de la velocidad seleccionada por el usuario (excepto en los casos de la caminadora mecánica, como se verá a continuación).

Caminadora Mecánica o Eléctrica

En la banda caminadora mecánica,  la rotación de la cinta en la plataforma y su velocidad dependen del usuario, quien mediante arrastre genera el movimiento. No cuentan con motor eléctrico y, por lo general, sólo sirven para caminar.

La banda caminadora eléctrica cuenta con motor eléctrico que permite un movimiento homogéneo y la posibilidad de elegir la velocidad con la que se desea realizar la actividad, desde caminata hasta trote. Dispone de una llave que actúa como freno de emergencia en caso de caída.

Dimensiones del área de caminata o trote

La banda caminadora cuenta con un área útil disponible para realizar el movimiento de caminata o de trote. De las dimensiones de toda la caminadora, esta es la más importante: Entre más corta y angosta sea la cinta, más difícil será correr sobre ella. También incide la estatura del usuario, que entre más alto sea, más larga deberá ser la cinta para que pueda realizar el ejercicio de manera cómoda. Si es posible, mide la longitud de tu paso al caminar y de tu zancada al correr y, con base en estas medidas, elige la que se ajuste a ellas.

Amortiguación

Por comodidad y seguridad en el entrenamiento, es importante tener en cuenta el sistema de amortiguación de la banda caminadora. Los amortiguadores en las versiones más sencillas, son gomas o cauchos que soportan a la cinta, los cuales absorben la energía del impacto.  En caminadoras de gama media se utilizan elastómeros, y en las caminadoras de gama alta se presentan sistemas completos de suspensión.

La amortiguación es fundamental para reducir el impacto del paso en las articulaciones; las personas con lesiones deben prestar especial atención a este criterio a la hora de adquirir una banda caminadora.

Uso

El uso se refiere al lugar en donde el equipo va a ser empleado: En casa, en un conjunto residencial, instalaciones de una oficina o gimnasio. Los equipos de gimnasia se dividen en tres categorías según su uso: Doméstico, institucional y profesional.

El uso también dependerá del número de horas y de usuarios que la emplearán diariamente. Su proveedor deberá informarle cuántas horas de trabajo contínuo y cuántos usuarios pueden ejércitarse en cada modelo.

Peso máximo del usuario

El peso del usuario incide directamente en la vida útil de la banda caminadora. Una persona que pesa 70 Kg requiere una banda caminadora que soporte un peso de usuario igual o superior a 70 Kg. Es probable que un usuario que tenga un peso superior a 100 Kg, a pesar de desear emplearla en su hogar y ser usuario único, requiera adquirir una banda caminadora de uso institucional o profesional. De nuevo, depende de las especificaciones técnicas del fabricante, por lo cual es fundamental consultar con el proveedor o revisar el manual de usuario. Sea honesto con este dato, su banda caminadora se lo agradecerá.

Nueva o Usada

Una banda caminadora usada sin duda tendrá un precio muy atractivo; es necesario revisar las condiciones de mantenimiento del producto así como si el vendedor ha cumplido las especificaciones del fabricante a la hora de usarla. La compra de un equipo usado es una apuesta arriesgada, que puede ir desde una caminadora en perfecto funcionamiento hasta la pérdida total de la inversión o, peor aún, del deterioro de la salud.

Las bandas caminadoras nuevas, adquiridas en establecimientos legales, cuentan con la garantía y soporte del fabricante.

Ya cuentas con los elementos necesarios para comprar tu nueva banda caminadora. Ingresa a nuestra sección de Bandas Caminadoras Trotadoras y elige la que se ajuste a tus necesidades.

Equipos De Gimnasia

Autor